Después de una limpieza facial, es necesaria una adecuada tonificación de la piel, y esta, para que sea 100 % natural, debe hacerse con un hidrolato o agua floral, que es el resultado de la destilación lenta al vapor de las plantas medicinales que se utilizan en aromaterapia.
No solo no son irritantes, sino que además tienen propiedades antiinfalmatorias y calmantes, no conteniendo en ninguno de los casos alcohol, sino que en su mayoría están compuestos por agua.
Descubre en nuestro blog el top 5 de los mejores hidrolates según tu tipo de piel.

Filtrar
Menú de cierre
×

Carrito